Logo dominicosdominicos

Blog Bitácora Véritas

Sixto Castro Rodríguez, OP

de Sixto Castro Rodríguez, OP
Sobre el autor

19
Nov
2010

Dadles vosotros de comer(2)

1 comentarios

Cuando ya tenía escrita mi entrada de hoy, parece que se me ha frito o freído el ordenador, así que he tenido que empezarla de nuevo. La fuente de alimentación, seguro, por el olorcillo que salía, aunque quizá haya sido la mano negra de los cocineros contra los que se mete hoy un artículo muy sensato y sabio de Vicente Molina Foix. Hemos llegado, de modo sospechoso, a pensar que la cocina, por fin, es cultura, gracias a los cocineros galácticos que, curiosamente, no nos dan de comer. La comida (en el sentido de acto de reunirse a degustar y en el de contenido de esa degustación) es cultura desde que el hombre es hombre, seguramente. El acto (cultural) de comer no se reduce al salmonete sobre la mesa ni a la patata cruda, del mismo modo que el cuadro que cuelga en las paredes del museo no se reduce a los pigmentos que lo forman. De nuevo caemos en un dualismo maniqueo en el que se denigra la materia y se eleva hasta extremos inimaginables lo “espiritual” (en forma de semántica o sentimiento de pertenencia o lo que fuere). Ya no se va a comer a los restaurantes experimentales, sino a recibir significados, que son “mejores” (más elevados en la escala valorativa) que los alimentos materiales. San Agustín, que de maniqueísmo sabía un rato, seguro que hoy hubiese escrito algo a este respecto, puesto que se repite constantemente la cantinela de los dos mundos. Cuando uno va a comer (acto cultural donde los hubiere) resulta que la cultura (nueva) le deja con hambre,dado que el acto cultural de comer ya no consiste en comer.

Por supuesto que me encantaría probar esos sabores exóticos, pero sin que ello implique que deje de alimentarme. En todo caso, y aquí quería llegar, un buen número de teóricos de esta cocina ultra-(póngase aquí lo que se desee) que ven en la cola caramelizada de un salmonete sobre lecho de Procusto la encarnación de cualquier significante trascendental (la libertad, la renuncia a aquello o sabe Dios qué otra cosa) se ponen malos cuando alguien es tan crédulo como para creer que un trozo de pan pueda ser el cuerpo de Cristo. Es lo que tiene la cultura, que abaja y eleva sin que nadie sepa muy bien cuál es la “razón suficiente” de ello.

Posterior Anterior


Hay 1 comentario, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
consomé para todos
20 de Noviembre de 2010 a las 15:29

Restos de-construidos de shushi en el contenedor de basura, al atardecer, para degustación de quienes no tienen para comer. La crisis.
La dieta mediterranea patrimonio de la humanidad. Todo tiene su momento, como la comida. Para gustos...paladares. Incluso entre la vida religiosa. ¿ O toman las mismas viandas los monseñores vaticanos - con alto grado de obesidad entre sus filas-, que algunos monjes,sin carne en sus platos de por vida. Depende, todo depende.

Por la foto, magro don Sixto, está usted para buenos cocidos, a diferencia de Molina Foix, que le sale el colesterol- bueno por supuesto, por las orejas. Que no le falte a nadie un buen y calentito consomé de cocido, para hacer frente a estos primeros fríos. Deconstruido o no, con yema o no. Paradoja.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo