Logo dominicosdominicos

Blog Bitácora Véritas

Sixto Castro Rodríguez, OP

de Sixto Castro Rodríguez, OP
Sobre el autor

25
Sep
2012

Dexter

1 comentarios

En la sexta temporada de “Dexter”, la serie sobre el forense que trabaja para la policía y que, al mismo tiempo, es un asesino en serie, se plantea, finalmente, el problema religioso. Dexter ?los seguidores de la serie lo sabrán? es un buen modelo de “experimento mental” de esos que gustan los filósofos. ¿Qué pasaría si un individuo careciese de cualquier tipo de escrúpulo moral a la hora de matar? Es lo que le sucede a este forense que, por suerte (supongo), tuvo un padre policía que le orientó desde niño a dirigir sus impulsos asesinos hacia los “malos”, de modo que sólo mata a aquellos que han burlado el sistema y que, si bien son judicialmente inocentes, son moralmente culpables (y de asegurar eso se encarga Dexter). En fin, la cosa es que en las primeras temporadas el tema religioso aparece de modo marginal, en forma de pregunta de vez en cuando, de si hay que creer en algo, de si existe algún tipo de justicia profunda, etc. Pero en la sexta temporada aparecen dos personajes profundamente religiosos. Uno es un profesor que quiere acelerar el Apocalipsis, por razones religiosas (una lectura particular del Apocalipsis), de manera que se dedica a matar personas que encajan en su plan. El otro es un exdrogadicto (también exasesino) convertido en pastor evangélico que se dedica a porteger y dar trabajo a los marginales. Al ver ambas descripciones ?bastante certeras y que delinean dos tipos de personalidades que seguramente en muchas taxonomías caerán dentro de "personalidad rligiosa"? tendemos a pensar que sólo uno de los dos es verdaderamente religioso. Quienes consideran que la religión, en general, es una suerte de patología favorecerán al profesor, mientras que los que ven lo religioso como una relación con lo divino, seguramente se queden con el hermano Sam. Da mucho juego.

Posterior Anterior


Hay 1 comentario, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
JM Valderas
25 de Septiembre de 2012 a las 23:13

Carísimo, no conozco esa serie. En realidad, no veo apenas televisión. No puedo opinar, pues, sobre Dexter, pero me aventuro a reflexionar sobre lo que tú escribes. No veo contradicción en relacionar la religión con patologías y en vincularla a lo divino. La neuroteología tiene mucho que decir en ese nexo. La investigación sobre epilepsia, esquizofrenia y otras patologías psiquiátricas ha planteado numerosos interrogantes sobre el correlato neural de la religión [Devinsky O, Lai G. 2008. Spirituality and religion. Epilepsy Behav. 12: 636-643.] La epilepsia perdió su carácter de enfermedad sagrada cuando Hipócrates la categorizó como trastorno cerebral. Sin embargo,ahora sabemos que la religión aparece vinculada con la epilepsia del lóbulo temporal.La revisión bibliográfica revela que entre el 4 % y el 3.1 % de los pacientes con epilepsia parcial habían tenido experiencias religiosas. Ello no obsta para reconocer que el incluir la religión en un cuadro patológico entraña el riesgo de considerarla una ilusión o un estado anormal, cuando la realidad es que la mayoría de las personas religiosas no muestra signos de trastorno neurológico ni psiquiátrico. Antes bien, la religión ayuda a enfrentarse al estrés, reduce la ansiedad y mitiga la depresión. Hoy la religión ha entrado en la terapia clínica. Se ha demostrado que la asistencia a la iglesia es buena para la salud; incrementa hasta siete años la esperanza de vida [Hufford DJ. 2005. An Analysis of the Field of Spiritual, Religion, and Health. Metanexus online.] Buscar las bases cerebrales, límbicas, de la experiencia religiosa no es más que buscar las bases de otros fenómenos humanos como el lenguaje. De hecho uno y otra se inscriben en la hipótesis del subproducto, pero esa es otra historia.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo