Logo dominicosdominicos

Blog Bitácora Véritas

Sixto Castro Rodríguez, OP

de Sixto Castro Rodríguez, OP
Sobre el autor

29
Nov
2007

Ecoansiedad

3 comentarios

 

En el último número de la revista Time el artículo conclusivo es una especie de ensayo irónico sobre lo que el autor llama la “ecoansiedad”, es decir, el estado de angustia, con ataques de pánico incluidos, inducido por la convicción que uno tiene de no cumplir con los preceptos ecológicos. En términos generales, cada uno de nosotros gastamos un montón de combustible (con lo que nos hacemos, además de enemigos de la “sostenibilidad”, dependientes de nuestros suministradores), de papel (de modo que vamos deforestando cada día un poco más), de agua (y así andan los embalses, que dejan ver sus entretelas cada día de manera más palmaria), etc. Yo no sé cuánto puedo hacer para detener este proceso, pero sí hay límites que no estoy dispuesto a pasar, como dice, con mucha gracia el autor del artículo: si Al Gore quiere mi papel higiénico, tebdrá que quitármelo de mis manos frías. Y es que hay una familia gringa que ha decidido, entre otras cosas, vivir un año sin usar papel higiénico… Y aunque los chinos lo hagan, el papel higiénico forma parte de nuestra cultura de forma más profunda e insustituible que la democracia de ir a votar cada cuatro años, mucho más. Lo que sí tengo claro es que hay decisiones que están muy por encima de mí, es decir, que el meter miedo, desde las instancias gubernamentales, y el inducir culpa en cada ciudadano es el chocolate del loro. Con que yo use menos el coche y ande más en bici (y si me atropellan, ¿podré demandar al gobierno de España? Es que a mí no se me ocurre coger la bici si no es por miedo que me han metido en el cuerpo de que cada vez que arranco el coche acerco un poco más el Apocalipsis…) no se va a conseguir demasiado, me temo. Pero aunque así fuese y estuviese en mi mano, y en la tuya, detener o cambiar este proceso, ¿es realmente el mayor problema que tiene la humanidad? Lo dudo. Será muy serio, muy importante, pero cada día, hoy mismo, y mañana más, muere gente de hambre y de enfermedades curables. La vacuna contra la malaria no se ha conseguido y sin embargo el sida es ya una enfermedad crónica, no mortal de necesidad. Cuando me cuentan que el sida es no sé qué y no sé cuánto porque en África muere tanta gente, me río con tristeza. El sida es lo que es (una pandemia) y se han desarrollado poderosos fármacos porque ha afectado con dureza al mundo desarrollado, y hay quien puede nombrarlo "pandemia", hablar sobre él en la ONU y pagar las medicianas,  y luego, si sobran, las mandamos para abajo. Mas la malaria, ay, la malaria, sigue matando a más gente que cualquier otra enfermedad (y lo digo porque, en África, seguramente haya que multiplicar por diez los datos oficiales). Aún no tengo la posibilidad de estar ecoansioso (por muy verdadero que sea el cambio climático), porque estoy humanoansioso. Quizá no sean separables ambas cosas. Quizá no lo sean, pero el hecho es que lo son, y el hombre va perdiendo.
Posterior Anterior


Hay 3 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
FFP
30 de Noviembre de 2007 a las 00:05

Tienes razón.

2
Anónimo
30 de Noviembre de 2007 a las 10:55

No, no son separables ambas cosas. Hemos llegado al punto en el que el humanicidio global y el ecocidio van de la mano. Los movimientos insurreccionales de los países empobrecidos se han dado cuenta que la destrucción de sus comunidades y de los medios de vida de estas, van de la mano.
Un ejemplo, si hoy queremos salvar las comunidades pobres de Brasil, es necesario salvar el medio natural amenazado por las multinacionales que quieren llevarse los recursos para convertirlos en capital.
En Bolivia estalló el mivimiento insurreccional a causa del intento de la multinacional Bechtel de apropiarse los recursos hídricos y prohibir a los pobres que almacenaran su propia agua. Este es el camino. Por otro lado, Cuba ha patentado más de 20 vacunas de enfermedades de los pobres que está poniendo gratuitamente al servicio de los países expoliados y vende a buen precio a los expoliadores. Este es otro camino.

3
ecolo
1 de Diciembre de 2007 a las 13:24

Ahora que se acerca el espíritu navideño, ese que ablanda las entrañas a plazo fijo,que obliga a estar alegre "porque tu lo vales",y es cool, -out es fijarse en lo feo- no estaría mal recordar que tanta bombillita en las calles, tanto colorín contamina el aire que no veas, y esta contaminación lumínica, es tambien contaminación anímica : no nos deja ver las estrellas. Ecologismo de salón, cuando se tiene plato caliente en mesa todos los días. Y los EE.UU de Al Gore sin firmar el tratado de Kioto. Pero todo grano de arena hace playa, y el mundo comienza cambiendo uno mismo. Por eso importa cambiar el coche por la bici, y poner una botella de agua en la cisterna del wc, y reutilizar el agua de la ducha para lavar el suelo y...por cierto, no es necesario llegar a la radicalidad de la higiene con una piedra, pero para determinados organismos sensibles, mejor chorrito de agua fresquita, que favorece la circulación, que el papel higienico que contribuye a la tala de árboles. Hasta que no aceptemos que la humanidad somos todos....el apocalipsis a la vuelta de la esquina ¡ Vayan sacando sus billetes charter-on line ! Y en bici o a pedales....¡ Feliz Navidad!

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo