Logo dominicosdominicos

Blog Bitácora Véritas

Sixto Castro Rodríguez, OP

de Sixto Castro Rodríguez, OP
Sobre el autor

6
Dic
2012

Enséñame tu casa

4 comentarios

Cuando uno visita una ciudad o un país que no conoce, los frailes jóvenes del lugar que le hospedan suelen, pronto, enseñarle la ciudad, los sitios de interés, los recursos y medios de transporte, es decir, todo aquello que puede necesitar para moverse por el sitio y disfrutarlo en sus ratos de ocio o de negocio. Los viejos del lugar (y uso esta palabra con toda la intención, porque un fraile bien querido de mi convento, que ya murió hace unos años, decía que él era viejo, no de la tercera edad o cosas así, y lo decía con tal alegría y celebración como la que espero tener yo si llego allá) suelen enseñar la casa, y por casa no me refiero tanto al edificio, que se ve enseguida, sino a ese hogar en el que habitamos: la lengua. Buena parte de los líos que tenemos montados en casi todas partes se deben a que alguien quiere desbaratarnos la casa, el lugar en el que habitamos sin darnos cuenta de tan a gusto que se está, la propia lengua. De eso se da cuenta uno cuando se pasea por otros lenguajes en los que no ha nacido. Pero ahí están los viejos del lugar, que tienen paciencia, ganas y tiempo para escuchar y enseñar su casa para que, en la medida de lo posible, sea también la de uno. (Algunos incluso enseñan latín a las jóvenes generaciones que, así, amplían su hogar con una habitación nueva). Gracias mil.

Posterior Anterior


Hay 4 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
Paulo,sj (www.oinsecto.blogspot.com)
7 de Diciembre de 2012 a las 13:18

¡Me gustó!... y mucho. El lenguaje: otra dimensión de la historia o narrativa personales.
Muchas Gracias, Sixto.

2
Paulo,sj (www.oinsecto.blogspot.com)
7 de Diciembre de 2012 a las 13:31

¡Me gustó!... y mucho. El lenguaje: otra dimensión de la historia o narrativa personales.
Muchas Gracias, Sixto.

3
Paulo,sj (www.oinsecto.blogspot.com)
7 de Diciembre de 2012 a las 14:05

¡Me gustó!... y mucho. El lenguaje: otra dimensión de la historia o narrativa personales.
Muchas Gracias, Sixto.

4
JM Valderas
9 de Diciembre de 2012 a las 19:42

Sixto caro hay un punto en que el joven y el viejo convergen. El viejo que te enseña el convento suele reparar en la biblioteca, quwe viene a ser como el fuego sagrado del cenobio, junto con el coro. Y por supuesto, Cristo en en centro. También el joven que te pondera la ciudad te aconseja ese lugar municipal o universitario. Los dos compartimos una misma afición por Oxford. ¿Cuántas veces no te habrán recomendado la Bodleyan? La casa íntima en ambas casos es la lectura. El alma donde, a la manera de las casas del alma de la antigüedad mesopotámica, alberga el espíritu vivificador. En esa casa del alma ocupa Santo Tomás un lugar privilegiado. Pues es el que te permite asimilar las nuevas ideas en un esquema, sistematizarlas. Viene esto a cuenta del libro reciente publicado por Cambridge University Press, Evolution and Belief. El autor, Robert J. Asher, es paleontólogo especialista mundial en mamíferos placentarios. Al hablar de la distinción entre causa y agente (en sentido inglés, el que interviene), se apoya en... la Contra Gentes: "consider chapters 69 and 70 [del libro III] from Summa Contra Gentiles, written around 1260 by Thomas Aquinas: [Some] men have taken the opportunity to fall into error, thinking that..." Asher, como ciertos buenos amigos, sería muy bien recibido en la casa.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo