Logo dominicosdominicos

Blog Bitácora Véritas

Sixto Castro Rodríguez, OP

de Sixto Castro Rodríguez, OP
Sobre el autor

8
Nov
2009

Grünewald

2 comentarios

Ayer estuve disfrutando con mi amol Sudabee de la Nacional Gallery del D.C. Creo que ambos nos lo pasamos bomba, y noté una cosa que me hizo pensar: me fijaba en una serie de cuadros, que llamaban poderosamente mi atención (la mayoría góticos o renacentistas) y cuando los miraba recordaba que la vez anterior también me habían llamado la atención los mismos cuadros precisamente por los mismos detalles. Quizá es que la memoria almacena ciertas cosas que van configurando y conformando nuestra apreciación. Por ejemplo, hay una crucifixión de Matthias Grünewald que me encanta. Es expresionista a pesar de ser del siglo XVI (o precisamente por serlo). Parece burda en su ejecución, pero es poderosísima (ojo a las manos de San Juan). Hay otra crucifixión, de no recuerdo que autor, en el que los ángeles que recogen la sangre que cae de Cristo en sendos cálices no pueden ni mirar a la escena que presencian, mientras que un ángel y un demonio llevan, respectivamente, las almas de los dos ladrones, en forma de niños, a su destino final. Todo eso me conmueve mucho. Y luego, Susi y yo pasamos a la zona de arte contemporáneo, con una sensación de dejá vu y algunas risas divertidas en algunas salas. ¡Qué viejo se ha quedado lo nuevo y qué nuevo sigue siendo lo viejo! Esa lección, junto a la de que los autobuses chinos, en general, viajan por encima de los límites de velocidad permitidos en los diversos estados, son algunas de las que saqué en el fantástico día de ayer.

Posterior Anterior


Hay 2 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
Sudabee
9 de Noviembre de 2009 a las 04:15

Si amol, gozamos un monton :) but to be fair tambien hubiera que mencionar que aprendimos mucho sobre lapices vampiros y mozos ecologicos.

2
Josécarlos
26 de Noviembre de 2009 a las 21:39

Conozco al pintor Matthias Grünewald, quiero decir conozco algo de su obra; es sorprende la retrospectiva que yo vi de él en El Prado; a veces pinta simplemente parajes desolados y lejanos, con tres cruces pequeñitas coronando los montes. En esos momento se centra en describir los elemntos más que las atmosferas, pero es igualmente de expresivo. Si algun día visito la National Gallery of Washington DC buscaré este cuadro sin prisa pero sin pausa. A veces me pregunto ¿como determinados simbolos lograron constituirse como sagrados para el ser humano, si representan un dolor dificilmente soportable. Pienso en concreto que este que hoy compartes con nosotros, es de esos que el navegante que busque la verdad, debe de inscribir en su hoja de ruta.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo