Logo dominicosdominicos

Blog Bitácora Véritas

Sixto Castro Rodríguez, OP

de Sixto Castro Rodríguez, OP
Sobre el autor

11
Nov
2008

Haces de ideas

2 comentarios

No me gustan los titulares de prensa y menos los que encabezan las entrevistas que hacen a personajes, personajazos, personajillos o personajuelos. En el caso de que alguien tenga algo que contar, el titular suele reflejar la parte más chusca de la entrevista, la que tiene más “interés humano” (no va a ser divino, ¿qué otro interés puede haber?) o la que refleja más el carácter campechano del entrevistado, como si eso fuese el valor supremo de una persona. Los personajillos, por su parte, suelen orientar la entrevista a proporcionar un titular grandilocuente, del tipo: “El arte debe remover las conciencias de los bienpensantes” o cosas similares, y que a uno que se dedique a cualquiera de esas dos cosas (al arte, al bienpensar o, qué más da, al remover) le quitan todas las ganas de leer lo que pueda decir el buen señor. Hoy leía una columna de opinión en El Norte de Castilla, el periódico decano de Valladolid, que estaba bastante mal escrita y carente de ideas. De hecho no me acuerdo de quién era, pero créanme lo que les digo, si lo tienen a bien, claro. Comentaba la película “Camino”, que ha dado tanto que hablar: que si es respetuosa con el Opus o si les atiza, que si revela la esencia de este grupo o si oculta no sé qué cosas… Que tanto me da, que me da lo mismo, porque como no la he visto (ni tengo el menor interés, porque en mi lista de películas pendientes hay infinidad de ellas, algunas de los años 20, así que hasta que llegue a ésta, imagínate lo que me queda) y no suelo ver lo que "toca" por orden del señor publicista , no puedo decir nada al respecto. Mas el buen glosador y mal tañedor de letras que escribía, acababa criticando la película por dulcificar la muerte, cuando cualquier personaje de izquierdas y progresista, decía él, sabe que con la muerte sólo adviene la nada. Y yo me dije para mí mismo: ¿qué demonios entra en izquierdas y derechas? ¿Qué paquetes de estupideces tiene que adquirir uno cuando se proclama de derechas o de izquierdas? Y pensé: bendita postmodernidad (en algunas cosas), que te permite hacer tu selección y ser de tales ideas políticas sin tener que comulgar con ruedas de molino que nada tienen que ver con aquéllas. Yo, ¿de izquierdas o derechas? ¿De centro o de extremos? Todo lo contrario, seguramente.

Posterior Anterior


Hay 2 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
jlpalacios
11 de Noviembre de 2008 a las 21:42

Es lo que tiene la postmodernidad :-P Me parece muy feo que alguien asocie determinadas posturas o comportamientos a una ¿elección política? Es un poco antinatural, además, en los términos de la propia proclama tan cacareada de postmodernidad, tan indovidualista, tan nihilista ella, oye. Tan individualista que atiende a normas de comportamiento colectivo o de partido. Ja, ja. Es un contrasentido. O mejor dicho, al periodista ese se la ha ido la tuerca...

2
entos susurrante
12 de Noviembre de 2008 a las 12:20

Desde luego, que alguien en un artículo de opinión (o donde sea) diga eso de que cualquiera que sea de izquierdas o progresista sabe que tras la muerte no hay nada, califica suficientemente el interés y la validez nulos que su escrito tiene, por cuya advertencia agradecemos a Sixto. Pero, como de todo se aprende, en este caso podemos aprovechar para recordar, a propósito de este tipo de opiniones (que sin duda no se emiten ni desde el grado del conocimiento de la “eikasía”, que diría Platón), que estos juicios superficiales e inaceptables (lo peor es que se dicen desde una posición supuesta de “intelectualidad”) han existido siempre y continuarán escuchándose o leyéndose, y ello no es más que el resultado de una actitud “a-filosófica”, esa que, como decía Aristóteles (Philosophus dixit), no es la que correponde al anthropos, a la persona. El mensaje que nos deja Sixto es: ojo, no sea que cualquiera de nosotros vivamos “programados” por juicios de valor erróneos que limiten nuestra capacidad de ver y de disfrutar el mundo. Felices días.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo