Logo dominicosdominicos

Blog Bitácora Véritas

Sixto Castro Rodríguez, OP

de Sixto Castro Rodríguez, OP
Sobre el autor

8
Nov
2006

Libertad sexual (y las otras)

13 comentarios
No sé quién decía hoy, en una de esas citas que suelen entresacar los periódicos, que amaba la sexualidad porque era sinónimo de libertad. Y así, de entrada, me llamó la atención, porque esas frasecillas gratuitas suelen llamar mi atención. La cosa es que inmediatamente, por aquello de las leyes de asociación, me vino a la mente una cita semejante de alguien bastante más cualificado que este quidam, que era tan quidamque ni me acuerdo de su nombre, vamos que no sé si me fije. Me estoy refiriendo a Aldous Huxley. En el prólogo de su excelente novela Un mundo feliz,dice lo siguiente: “A medida que la libertad económica y política disminuye, la libertad sexual tiende, en compensación, a aumentar”. Cuando leí eso, años ha, me llamó poderosamente la atención, precisamente por venir de quien venía. Casi podríamos decir que Un mundo feliz es la expresión literaria de la tesis antedicha. La sociedad (el se, otro quidam)clama y grita que nadie se debe meter en su cama, lo cual me parece más que correcto (aunque si nadie se mete en su cama, mal lo van a pasar, al menos al respecto que venimos comentando), pero parece que ahí se acaba la libertad, y que en la medida en que uno pueda hacer con su cuerpo “lo que quiera”, ya se ha alcanzado la libertad. ¿Y el resto? Bueno, el resto se da por supuesto: los gobernantes se comportan como señores de horca y cuchillo, poniendo a quien quieren en el poder, se hacen alianzas donde los menos votados se comen a los más votados, se aplica la maquiaveliana razón de estado para negociar con quien se quiera. Si esto no atenta contra la libertad política, que venga Dios y lo vea. Se nos aplican impuestos en unas autonomías para pagar los dispendios de los que mandan, se machaca a los que cobran por nómina y no pueden escapar, se hace la vista más o menos gorda contra las corruptelas (porque que hayan cogido a cinco indica que el cuerpo del iceberg va a seguir avanzando: no hay quien ponga cascabel a este gato). Si eso no atenta contra la libertad económica, no sé qué lo hará. Y no obstante, parece que los progres se han quedado en que la máxima libertad consiste en que nos dejen menear la cola o lo que nos parezca con quien queramos. Sí, claro que hace falta eso, pero cuando se convierte en opio… ¿Dónde he oído eso? Una mala sinécdoque (la parte se convierte en el todo). Es que nos van a acabar llevando a las barricadas, oiga, y mira que me gusta poco esa expresión.
Posterior Anterior


Hay 13 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
Makarioteros
8 de Noviembre de 2006 a las 21:42

Pues parece, Fr. Sixto, que vas teniendo razón. Esto va pareciendo un pendulazo más de la historia. Hemos vivido muchísimos años – yo recuerdo los últimos 50- en los que la sexualidad era lo único malo del ser humano. Ahora estamos en el punto contrario: el sexo, que no la sexualidad, es la panacea arregla todo. Ciertamente hablar ahora del “contubernio masónico” causa risa, pero al citado se le echaba entonces la culpa de todo y hasta daba resultado. Todos tranquilos y casi todos de acuerdo.
De pronto llega la “modernidad” y nos ponemos al día. El paro aumenta, la injusta distribución de la riqueza entre personas es cada vez más injusta, no tenemos posibilidad de vivienda, los hijos no pueden fundar su propia familia porque no tienen trabajo y, si lo tienen, es tan precario y con unos sueldos tan miserables que no pueden aspirar a una mediana independencia.¿Qué hacer? Pues ya lo inventaron los emperadores romanos: panem et circens. Como el pan cuesta, hay que traducirlo para que sea más barato y nuestros conductores de pensamiento lo hicieron por “fútbol y sexo”. De esta manera domesticamos la furia de los medianos con el fútbol y la de los jóvenes con el sexo y todos tan contentos y ciegos, para que no veamos las corrupciones que se extienden desde el ayuntamiento más pequeño al más grande. Y solo veamos las que la prensa cacarea y que se dan, indefectiblemente, en el partido contrario al que el “propietario” de la "razón" defiende. Un abrazo

2
Anónimo
9 de Noviembre de 2006 a las 13:38

Una vez mas la benditta y bendecida sexualidad a flote en la pagina de los religiosos dominicos. ¡Qué curioso! ¿A que tanta insistencia en este tema?
Por favor. Ya vale ¿no?

3
el marinero de los monegros
9 de Noviembre de 2006 a las 15:04

Ay,ay, anónimo, anónimo... !Ya vale de miedo e hipocresía!.
Muy bien Sixto, como siempre valiente, inteligente , y conectando con las inquietudes de hoy. Por favor, que estamos en el 2006. !Despértemos!

4
freud
9 de Noviembre de 2006 a las 21:27

Si es bendita y bendecida ¡a qué te escandalizas, anónimo!

5
lola
9 de Noviembre de 2006 a las 21:48

Me parece que los que comentan no han entendido nada de nada, estoy totalmente de acuerdo con Fr Sixto, es mas se puede hablar de todo, y todo es bueno, ya que Dios lo creo...y vio que era muy bueno, el problema y el hacerlo malo es nuestro, que con ojos miopes miramos todo. Somos seres sexuados y como tales siempre ejercemos, otra cosa es como hoy se entiende la sexualidad, solo como genitalidad, y eso no es libertad, ya que no somos libres cuando de algo no somos señores.....no podemos dominarlo y eso e esta pasando a mucha gente.
Ademas es una forma de engaño, soy libre para irme con quien quiera, del mismo sexo, de distinto sexo...¿pero soy libre para poder trabajar?¿soy libre para poder estudiar lo que quiero?¿soy libre para poder poder llegar a fin de mes? NO...menuda libertad
pero si soy libre para decir lo que quiero...eso si...porque no tengo miedo...se que como a Jesus el decir la verdad uede llevarme a donde a el lo llevo...pero ¿importa eso?

6
MPM
9 de Noviembre de 2006 a las 22:20

Anónimo me hace temblar con su comentario. Y hablando de temblar, escribe Valente en su poema El temblor (te lo dedico, Anónimo): "La lluvia/ como en lengua de prensiles musgos/ parece recorrerme,/ buscarme la cerviz,/ bajar,/ lamer el eje vertical,/ contar el número de vértebras/ que me separan de tu cuerpo ausente.// Busco ahora despacio con mi lengua/ la demorada huella de tu lengua/ hundida en mis salivas.// Bebo, te bebo/ en las mansiones líquidas/ del paladar/ y en la humedad radiante de tus ingles,/ mientras tu propia lengua me recorre/ y baja,/ retráctil y prensil, como la lengua/ oscura de la lluvia.// La raíz de temblor llena tu boca,/ tiembla, se vierte en tí/ y canta germinal en tu garganta." Y es que hay cantos que no son sino formas del amor, quien lo probó lo sabe. Dicho lo cual, creo que el sexo encuéntrase quizá sobrevalorado, o mejor, infravalorado, cual vulgar mercancía. El sexo, o mejor, la sexualidad, es tan divina (o tan poco divina)como cualquiera de los otros humanos caracteres. Por eso nunca podrá ser rebajada a mercancia, ni eliminada, como algunos parecen pretender.

7
JMValderas
10 de Noviembre de 2006 a las 10:13

A mí su comentario MPM no me hace temblar, me produce honda pena. Anónonimo podía haber expresado su opinión, respetabilísima, con humor.Siendo uno adolescente, en una de aquellas rompedoras salas de arte y ensayo de la Barcelona tardofranquista, se representaba en el escaso escenario un pseudo psicodrama, cuando en el paroxismo del ridículo transgresor se levantó alguien desde el gallinero y espetó a los actuantes "No more sex, please, we are British", que lógicamente recibió el aplauso general y chillón del poco respetable público. ¿A qué viene la cita de Valente? Parece obvio el propósito mortificador. Divina es toda la creación, pero podemos deturparla retorciendo su finalidad. Para conocer su sentido no hace falta empaparse en la subliteratura de los premios patrocinados por cierto director de cine.

8
dominica celta
10 de Noviembre de 2006 a las 11:21

Y ¿ qué es libertad?. Será eso de hacer lo que se tiene que hacer en el momento preciso?. ¿será el coraje de procurar ser hijos de la luz, el coraje de ser lo que uno ha elegido ser con todos los precios que conlleve?...

9
Anónimo
12 de Noviembre de 2006 a las 00:52

10
RL
13 de Noviembre de 2006 a las 15:07

Decia mi profesor de metafisica que cuando hacemos lo que nos da la gana es cuando menos libres somos.Este Jesuita retirado ya hoy de la docencia tenia toda la razon.Cuando complacemos nuestros deseos, ya sean sexuales o de otra indole somos presa de ellos y no vemos mas alla de la pura satisfación si mirar mas consecuencias.Tambien decir que no todos los jovenes piensan en el sexo, tambien nos preocupamos por otras cosas aunque seria adsurdo decir que el sexo no nos importa, eso si el sexo en un sentido bastante mas amplio que la pura genitalidad, las relaciones personales tiene todas algo de sexo y de senso y si lo negamos negamos nuestra condicion humana.

11
Anónimo
13 de Noviembre de 2006 a las 16:20

Y de eso se valen los retrogados eclesiasticos, de que nuestro gobierno no hace lo que le da la gana, precisamente para ser libre.

12
Anónimo
13 de Noviembre de 2006 a las 17:07

Esta es vuestra libertad: (tomado de EL PAIS.es)
"El sacerdote Rafael Sanz Nieto ha sido condenado a dos años de cárcel por la Audiencia Provincial de Madrid por un delito de abusos sexuales continuados a un niño de 12 años. Además, el tribunal ha impuesto al Arzobispado de Madrid el pago de una indemnización de 30.000 euros como responsable civil subsidiario."

13
Chu-lí
17 de Noviembre de 2006 a las 20:44

Ya sabíamos SJC estaba un poco obsesionado por el tema y aquí tenemos la confirmación, take it easy, Sixtín (a veces y ciertos foros parece que no tienes otra cosa en la cabeza y eso da mala imagen en alguien que se las da tanto de listo como tú).

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo