Logo dominicosdominicos

Blog Bitácora Véritas

Sixto Castro Rodríguez, OP

de Sixto Castro Rodríguez, OP
Sobre el autor

17
Nov
2006

Mendaz, que no falaz

1 comentarios
Leo un artículo de un preclaro columnista en el que pone a caer de un burro a los que no piensan como él, a los que chillan cosas que él no chilla y a los partidos políticos que neutralizaron tendencias de extrema derecha (él dice que las enmascararon). Me gusta ese artículo, porque es un ejemplo, de los de libro, de lo que escribiría cualquier otro que se situase en el extremo contrario y escribiese exactamente lo opuesto, quiero decir que hay una estructura común al resentimiento, a la mala baba o simplemente al desprecio del que no piensa como uno. Hace ya unos cuantos siglos, San Agustín distinguía entre lo falaz, lo que es falso pero se trata de hacer pasar por verdadero y lo mendaz, lo que es falso y se presenta como tal, sin intención de engañar. El mal endémico de este país parece ser, por lo que cuentan los que saben, que una buena parte del mismo está constantemente en contra de buena parte del otro, y se valen de lo falaz (no de lo mendaz) para dar collejas constantes a la otra parte. Pero no son dos Españas, no. Son unos contra otros y por ahí, olvidados de la mano de los hombres, está la mayoría de la gente, a la que le encantaría que a todos estos gritones les diesen un pico y una pala y alguien les pusiese a trabajar, pues el trabajo exorciza muchos demonios, porque, dicho sea de paso, los dioses son mucho más fáciles de eliminar que los demonios. Vivimos en el mundo como si Dios no existiera, lo cual está muy bien, pero el hueco que ha dejado ese “como si”lo han llenado los demonios mágicos, especialmente los demonios cizañeros, que son los realmente peligrosos. Yo me tentaría la ropa.
Posterior Anterior


Hay 1 comentario, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
JMValderas
18 de Noviembre de 2006 a las 19:01

Querido Sixto Es un mal nuestro, un mal italiano, un mal francés. Así se decía de la sífilis en el Renacimiento: morbus gallicus, morbus hispanicus... según quien hablara. Personas tan exquisita y fina penetación mental como Wittgenstein no dudó en esgrimir las tenazas de atizar el fuego contra Popper. Al menos eso cuenta éste. Wittgenstein, si lo hizo, debió arrepentirse cuando se retiró a un convento dominicano. A mí me parece muy bien que los políticos antagónicos denuncien las tropelías cometidas por el adversario. Pero parece obvio que a otros debe preocuparnos la campaña sistemática y tenaz contra el derecho natural o la Iglesia. Denunciarlo con la misma tenacidad que ellos muestran en su labor. Sin miedo a réplicas pueriles ("lee La razón o el Abc")Basta acercarse a las fuentes que maneja santo Tomás para entender el videtur quod non de la Suma. Raramente es un ejercicio retórico de un planteamiento que se le acabe de ocurrir. Son objeciones hitóricas o de su tiempo. En esa lid no se trata de dos Españas. Verlo así es hacer su juego. Sino de una voluntad de defensa, mejor o peor, de la ley natural y del Evangelio. Principios de los ochenta. Hotel Prebaltyiscaia, Leningrado. En la recepción, junto a Pravda e Ivezstia, los diarios de los países satélite, dos periódicos hispanhablantes: El país y Granma. No estaba ni Le Monde (sí Liberation), ni La Reppublica (sí L´unità)... De los allí ofrecidos sólo permanecen los dos castellanohablantes. El Señor no nos quiso tontos

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo