Logo dominicosdominicos

Blog Bitácora Véritas

Sixto Castro Rodríguez, OP

de Sixto Castro Rodríguez, OP
Sobre el autor

13
Nov
2006

No te metas en mi vida

1 comentarios
Escucho una entrevista que le hacen a la ministra de sanidad. Preguntada acerca de ciertas normas sobre el fumar en lugares públicos, las grasas de las comidas, se muestra inflexible: “pues habrá que hacerlo”. No hay lugar a la réplica. Me horroriza la postura meticona que está tomando este gobierno, y en general los políticos, en la vida individual de las personas (ya no diré ciudadanos, porque las personas son mucho más que ciudadanos, por mucho que se empeñen en reducirnos a eso). La sana tradición liberal (ojo con este término, que significa muchas cosas) nos dice que debemos discutir racionalmente acerca de las cosas que nos competen a todos, pero que en mi ámbito privado, yo puedo hacer lo que me dé la gana. Hay por ahí una cierta amenaza que está planeando sobre la cabeza de los fumadores: no le vamos a operar si usted enferma y se obstina en ser fumador. Los gordos van por el mismo camino. Si usted no quiere quedarse fuera de los beneficios del estado de bienestar, debe empezar a hacer gimnasia como un poseso (justo lo contrario de Francisco Ayala, que afirmaba haber llegado a los 100 años con dos vasos de güisqui al día y ni un solo movimiento gimnástico), debe dejar de fumar, y, dado que el Estado nos dice: “no podemos conducir por ti” (porque lo haría si pudiese), no coja el coche. Eso sí, parece que si a usted le da por escalar el Teide en pelotas, y resulta que sufre un accidente, no hay problema en que le traten médicamente (¿por qué demonios tengo yo que pagar con mis impuestos las locuras de otros?), al igual que nadie le va a preguntar, en el otro extremo, por qué usted se ha metido el chute de cualquier porquería antes de decidir si curarle. Me parece que el convertir en víctimas definidas a los fumadores, a los gordos y, dentro de poco a los que van a las hamburgueserías es una técnica excelente para evitar la indefinición de las acciones, pero es sumamente injusta. La justicia social no va por ahí, se pongan como se pongan.
Posterior Anterior


Hay 1 comentario, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
Makarioteros
14 de Noviembre de 2006 a las 12:40

Pues sí, querido Fr. Sixto: la ministra del ramo dice tonterías como las dice la de Medio Ambiente y muchas otras. Solo hay que escuchar con atención.
No me extraña nada de nada estas “amenazas” ministeriales. Ya estoy acostumbrado. Verás, tengo un familiar diabético desde los 8 años. De pronto decidieron que no había que proporcionar el material de medición de glucemia y las agujas de insulina a los diabéticos y, al mismo tiempo, extendían la gratuidad de jeringuillas a los drogadictos. Defiendo que se las den, pero me opongo a que se las quiten a otros colectivos que no han hecho nada para padecer una enfermedad, a cambio de beneficiar a otros colectivos que se la han buscado a pulso.
No se que tienen contra los gordos. Yo lo soy, y mucho, no obstante hace más de seis años que no acudo a ninguna consulta médica, y antes solo de forma esporádica, mis niveles analíticos, siempre obtenidos previo pago de su importe, sin utilizar la Inseguridad Social, son perfectos. Puedo decir que no ha gastado ni un duro de lo que me cobra la sanidad oficial y me alegra mucho seguir sin gastarlo, pero quiero que si, en algún momento lo necesito, tengan en cuenta el historial completo, no solo los kilos que pese. Tengo amigos delgaditos y/o deportistas que no salen del ambulatorio con achaques impropios de la edad, esguinces y luxaciones…Bueno,el contador de caracteres me dice que se acabó. Creo que hoy debería haberme abstenido de intervenir.Un abrazo

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo