Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Logo dominicosdominicos

Blog Bitácora Véritas

Sixto Castro Rodríguez, OP

de Sixto Castro Rodríguez, OP
Sobre el autor

14
Jun
2009

Una opinión nada fiable

3 comentarios

A ver, AntonioGala, alma de cántaro. No se puede decir lo que a uno le salga de la punta de sus partes simplemente porque se le ocurra y, de este modo, pretender desautorizar a todas las disciplinas que se han dedicado al estudio de eso que a ti te incomoda. Porque no sé de dónde has sacado esa cosa de que hay un espléndido documento, 400 años después de la existencia de Jesús, que da cuenta de su existencia y que pone fin a la polémica teológica. Mira que hasta hoy hay una subdisciplina que dedica sus fuerzas a estudiar al Jesús histórico, y desde luego, no se reduce a algo panfletario, como pareces dar a entender, hermoso, sino que tiene todos los requisitos que se le pueden exigir a algo para ser científico (al menos tan científico como la cosmología del origen del universo, que trata de un hecho singular). Parece, según tu relatillo, que Constantino decreta una realidad, mejor dicho, la constituye, ex nihilo¸porque le sale de sus pudibundas partes, cosa que no es muy creíble, y menos aún los 25 Cristos (si te refieres a lecturas del Cristo, seguramente sean muchísimas más de 25, sí seguro, bastante más, pero esas siguen hoy, no cerró Constantino ninguna puerta). Que tengas desconfianza de la jerarquía, bueno, guapo, ese es otro asunto, ¿te das cuenta? Y hasta se podrán compartir muchas de tus ideas, si las expones con claridad, más allá del esalistade insultos, que parece lalistade los que entran en muchas cámaras de representantes. Una cosa más: la frase esa de credo quia absurdum no es de San Agustín (ojete con la wikipedia…) Nada más lejos de su intención, sino de Tertuliano, pero la cosa no es simplemente que Tertualiano decidiese creer pijotadas estúpidas, como que la crisis no existe. No, simplemente es una actitud vital, un tanto fideísta, que encontramos de un modo casi semejante en Kierkegaard, Wittgenstein (salvando todas las distancias que haya que salvar). La cosa escapa, como verás, ligeramente de los límites del panfleto. Mas todo eso, hasta aquí, te lo perdono. Pero ahora sí, te voy a llamar cualquier cosa menos guapo, y es que llamar a mi Aquino gordinflas… ¿qué pruebas tienes para decir que era gordinflas, $&%$ (esto pretende ser una palabra como las que emite Mortadelo cuando se enfada)? Ah, lo has leído en unas narraciones y florilegios a los que, curiosamente, sí das visos de autenticidad. Ya. Ya veo. Hay documentos que sí y documentos que no, y vamos eligiendo según nos conviene. “Pero conoce a Aristóteles por Averroes”… Bueno, no sé qué quieres decir con esa parida (como si fuese una desautorización), pues el hecho es que conoció a Aristóteles por Averroes, Alberto Magno, las traducciones que le proporcionaba Guillermo de Moerbecke, ect. O sea, bastante mejor que tú. Pero me fijo en la frase: que elucubrase, mas conociese a Aristóteles por Averroes, ¿qué tienen que ver los dos miembros de la adversativa? Mira, para descargar rabietillas hay varias opciones (confesonario, psicólogo, psiquiatra, terapeuta, programas de la tele…). En unos cobras, otros te cobran y algunos te atienden gratis. Seguramente todos te permitirán que, dado que estás down que se dice ahora, te desahogues con chorradas. Pero yo pensé que las opiniones de prensa debían ser, al menos fiables. Ahora bien, si no has sido tú el que ha escrito una pieza tan desatrosa, recrimina a quien lo haya hecho, hazme el favor. Hala, hasta luego, $&%$ , quienquiera que seas.

 

Posterior Anterior


Hay 3 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
entós susurrante
15 de Junio de 2009 a las 15:07

La verdad es que se comprende muy bien tu “respuesta” como lector-receptor de ese escrito impresentable, que parece, desde luego, sacado de la inercia y obligación de escribir cosas -no importa qué- autorizadas por el sello del “intelectual” sancionado como tal con carácter vitalicio por una sociedad ignorante (no sé si puede existir alguna que no lo sea…, creo que salir de esa ignorancia sólo ocurrirá siempre a cierto número de individuos…, porque se toman de verdad la vida en serio). No haría falta que el diálogo con ese autor continuara (si tomamos como referencia ese “articulejo” no se ve que cumpla unas mínimas condiciones de interlocutor), pues tu intervención ya pone demasiado en evidencia la falta de fundamento de lo que dice y lo que sobra de engreimiento y soberbia (¡ay la “hybris”, cómo nos pierde!). Es muy probable que Gala no lea tu opinión, pero qué bien nos viene a todos para hacernos más sensatos y evitar hablar por hablar, movidos por viejos rencores que tanto nos gusta “pulir” y exhibir a diario para mantenerlos en perfecto estado de conservación, pensando que sin “eso” no seríamos nada… ¡Y qué bien le vendría a él leer de verdad a San Agustín! (y no para citar correctamente que, desde luego, es lo mínimo ya que parece que Gala escribe desde el “altar de los consagrados”)… ¡Y no digamos lo que aprendería leyendo (aunque sea en una traducción que alguien le pase) al “gordinflón” de Santo Tomás…! Mira, a mí no me indignó, me dio tal risa cuando lo leí que me produjo justamente el efecto contrario al que, sin duda, pretendía el autor con esa ridiculización… Alguien que utiliza esos “epítetos” en una exposición así queda automáticamente descalificado (tanto el autor como el contenido), no importa qué “talla” gastara el de Aquino. Seguro que a mi risa (me va a durar varios días, nadie lo dude) se pueden seguir uniendo las de los que lean (la mayoría, a través de ti) ese escrito. Yo he tenido la ventaja de hacerlo con tu “hermenéutica”, y, con ese filtro, tan deplorable contenido se me ha presentado como jocosa muestra de superficialidad negligente. Por otro lado, sé que lo que has escrito en tu blog a propósito de esto tiene todavía “el calor” de la justa y necesaria –nadie lo dudamos- réplica recién salida “del horno”… Lo bueno de dejar que “el pan repose” es que luego ya no nos hace daño y, desde luego, lo cogemos sin quemarnos… En este momento ya no tenemos que calificar con adjetivos peyorativos incluso a quien emite “esa opinión nada fiable”… Una respuesta tan fundamentada como la tuya, que tan bien nos “avisa” sobre lo descarriado del contenido, no necesita utilizar esos calificativos… ¿Qué tal si los suplimos con “risa comprensiva” (insisto en que lo de "gordinflón" no tiene desperdicio)? Eso no disminuye un ápice la crítica y nos alegra el día.

2
Ignacio Antón
15 de Junio de 2009 a las 15:33

Hace tiempo que Gala hace idem de su resentimiento hacia la Iglesia y los crisitanos en general. Empiezo a pensar que hay algo freudiano detrás. Por mi parte, si me lo permites mi querido amigo Sixto, soy más condescendiente con los traumas anticristianos que con la ignorancia culpable de las cuestiones que señalas por parte de este buen Señor. Mi condescendencia no es por comprensión, sino por hartazgo. Estoy harto de que todo el mundo se sienta juez autorizado para hacer un juicio sumarísmo, ligerísimo, generalísimo e imbecilísimo (alelado, carente de razón en grado sumo) a la Iglesia por los pecados cometidos: ¡la Iglesia es mala malísima, la más mala de todas las instituciones que ha parido el ser humano! Parece que sus traumas les legitiman para escupir a diestro y siniestro. Menudo filón autojustificativo que les legó el bueno de Freud. Allá ellos. Lo que sí parece sorprendente es que alguien presuntamente culto meta el cuezo tantas veces en tan pocas líneas.

3
cubano
19 de Junio de 2009 a las 02:12

Hola Sixto, comparto tu opinión pero debes controlarte, recuerda que aunque eres joven, te puede subir la tensión arterial y no merece la pena seguirle el juego a tan triste columnista... Un abrazo en Xto

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo