Logo dominicosdominicos

Blog Bitácora Véritas

Sixto Castro Rodríguez, OP

de Sixto Castro Rodríguez, OP
Sobre el autor

27
Feb
2016

Agustín, Edipo y Dominique

1 comentarios

Según nos cuenta el reseñista, parece que a la autora de este libro no solo no puede comprender que haya gente creyente, sino que la cosa le enfada. Le pone de mal humor hasta que nuestra amada monja del “Dominique” compusiese en su día esa canción, que no logra sacarse de su cabeza. Que ya son ganas de enfadarse.
Pensaba hacerme con el libro, pero es cierto que tengo demasiados sobre mi mesa, y he de elegir, pero si acaso alguien quiere hacerlo y luego nos cuenta su opinión, adjunto el enlace. Advierto que, según la reseña, la conversión de San Agustín es un Edipo de libro: Agustín se convirtió para librarse de su adicción al sexo, y lo que le hizo caer en ella fue ese Edipo, supongo que mal resuelto, ya que su madre era su objeto de deseo inalcanzable en la carne, pero no en su fe. Y así, en esa línea, parece que todas las demás conversiones famosas narradas tienen una causa perfectamente comprensible y sostenible dentro de nuestra concepción dominante del mundo (en la que curiosamente se acepta el Edipo, que no acabo yo de ver cómo encaja con ese naturalismo ramplón que hace que San Pablo que convierta por un porrazo contra una piedra o Chesterton lo haga para escapar de la confusión que le provocaba el mundo secular moderno). ¿No existe la menor posibilidad, por pequeña que sea, de que Dios…? No, ya no hay sitio en la posada. Pues hala. Siga usted con su Edipo superpoderoso y omniexplicativo.
Por cierto, invito a quien lo desee a leer un blog naciente y de mucha enjundia: Misericordia veritatis.Que sea por muchos años.
 

Posterior Anterior


Hay 1 comentario, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
Angel Plaza-Martin
29 de Febrero de 2016 a las 13:09

Nuestra amada monja (https://es.wikipedia.org/wiki/Sor_Sonrisa) no parece que tuviera la oportunidad de recibir mucha misericordia en este mundo y decidió marcharse apresuradamente de él, con su compañera.
La Iglesia se empeña en explicar el mundo, pasado, presente y venidero, pero se pone como gato panza-arriba cuando "extraños" intentan explicar el comportamiento de los clérigos y creyentes. Creo que hay ser más flexible y no rasgarse las vestiduras. La Iglesia ha inventado sistemas que han hecho insufrible la vida de muchas personas, con el “aparente” silencio de Dios todavía huele a chamusquina de la última hoguera. Veamos que película ha obtenido el Oscar a la mejor película este año... y demos gracias a Dios de que el mundo moderno preste atención a la Iglesia Católica, para lo bueno y para lo malo. Si no hubiera sido así, la pedofilia seguiría campando a sus anchas en la Iglesia, porque las denuncias no vinieron de dentro de la Iglesia sino del mundo moderno, de esos periodistas y supervivientes que no se sintieron amedrentados por la Santa Católica y Apostólica, Institución que encubría crímenes deleznables de sus pastores. ¿No será ese el plan de Dios? ¿Qué le importa más a Dios?, ¿que sus seguidores le llenen de loas desde los altares? o ¿que nuestra infancia este protegida y se haga justicia aunque no se crea en Dios, ni se le proclame?
Saludos.
Angel

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo