Logo dominicosdominicos

Blog Bitácora Véritas

Sixto Castro Rodríguez, OP

de Sixto Castro Rodríguez, OP
Sobre el autor

28
Oct
2010

De intenciones internas

3 comentarios

Me gusta mucho el adagio aquel que reza de internis non iudicat Ecclesia.Se tiene, en el imaginario ilustrado, a la institución eclesiástica por una colonizadora de las conciencias. Y sin embargo, ese terreno, claramente, estaba vedado a la intromisión del juicio eclesial. La libertad de conciencia parece que va de la mano de este principio. Otra cosa es que la Iglesia juzgase de las acciones, los dichos, etc. Pero ese tiempo parece que pasó y que gozamos de libertad total, pues las instituciones y el espíritu del tiempo nos la garantizan. ¿Nos la garantizan? ¡Ni por asomo! Llevamos unos cuantos días en que una serie de personajes públicos dicen cosas e, independientemente de que se esté de acuerdo o en desacuerdo con ellos, la maquinaria disciplinaria se ha echado no tanto sobre lo dicho, sino sobre las intenciones (conciencias) que respaldan esos dichos. La filosofía de la mente lleva discutiendo largamente acerca de qué son las intenciones, y la filosofía de la acción, acerca de su papel en la constitución de los dichos y hechos. Pero todo eso cae por su peso cuando se trata de imponer a las conciencias un único modo de ser. Ser sincero no es decir todo lo que se piensa, sino no decir lo contrario de lo que se piensa. Y si se piensa (libremente) algo que no se cree conveniente decir, perfectamente puede no decirse o decirse en un ámbito y no en otro. Nadie tiene por qué contarle a un periodista lo que con gusto le contaría a su mujer, y ese es uno de los líos del mundo contemporáneo, la confusión de registros… y la desaparición del sentido de la ironía. Lejos de mí defender a los personajes públicos que dicen o dejan de decir. Allá ellos. Pero hay un cierto tufillo un tanto “totalitario” en lo que se puede decir y, peor aún, lo que se puede pensar.
N.B.: El otro día, en la universidad de Valladolid, un actor “perpetró” un espectáculo poniendo a todo lo cristiano a caer de un burro. Algunas protestas. Punto. A eso me refiero con el “espíritu del tiempo”: unas cosas sí y otras no, exactamente como ha acontecido en otras épocas. Vivir, decía Azorín, es ver volver.
 

Posterior Anterior


Hay 3 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
JM Valderas
28 de Octubre de 2010 a las 21:43

Sixto, carísimo. La Iglesia non iudicat de internis, pero hay que ver lo que iudicant de Ecclesia algunos. Incluso dentro de su propio seno. Hoy voy a quedarme en la epidermis del tema. En la falta de gusto estético, que de eso entiendes mucho. Como sabes, el Liceo de Barcelona acaba de representar la ópera Carmen, de Bizet. La escenografía y dirección artística se dejó en manos de Calixto Bieito; el resultado,J un auténtico adefesio en su voluntad rompedora. En otro tiempo el público se le hubiera echado encima con una bronca que ni las sirenas del puerto. Pero ahora tienen bula. Hay que ser políticamente correctos ante la incuria, la fealdad, la degradación, la ruina moral y la desvergüenza. ¿Hay que serlo? Un abrazo

2
lola
29 de Octubre de 2010 a las 11:32

Dentro de una correccion, debemos decir todo lo que pensamos, sin ofender a nadie, pero tampoco sentir vergüenza.
cada vez veo mas necesario anunciar que hay otra Esperanza, ¿pero como se hace? Veo gente sin esperanza, porque habian puesto su corazon en bienes temporales y personas humanas y esto fallan y entonces ¿que te queda? la nad, Por eso hay que hablar.

3
Sudabee
30 de Octubre de 2010 a las 18:31

Expound upon one or two more or your points, concretiza otros, y tendrás un espléndido manual de moral. You're the last person I would have pegged for a moralist monk. En serio: I bet it would be a fascinating read! Unfortunately, the spirit of this age es fugaz, y por bien o por mal las intenciones van importando menos ante los hechos. Besos. N.B. Best blog yet this year!

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo