Logo dominicosdominicos

Blog Bitácora Véritas

Sixto Castro Rodríguez, OP

de Sixto Castro Rodríguez, OP
Sobre el autor

15
Dic
2018

De nuevo el períodico

1 comentarios

Por lo visto, en Alemania acaban de aprobar incluir un tercer sexo en los documentos oficiales, según dicen algunos medios de comunicación, aunque en otros periódicos se habla de un tercer género. En unos sitios dicen que el asunto se refiere a una cuestión fundamentalmente genética, es decir, al reconocimiento de un hecho biológico, mientras que en otros se señala que es una cuestión de una decisión que se puede postergar, es decir, uno puede decidir qué ser cuando le parezca bien, si es que le llega a parecer. Me encantaría extenderme ahora sobre el triunfo absoluto del nominalismo medieval, pero eso interesa poco, es muy técnico y tampoco es más que la constatación de un hecho en la historia de las ideas. Estoy muy “abuelo Cebolleta” con esa idea, así que prefiero centrarme en las informaciones que dan los medios que, en vez de aclararnos los “hechos”, nos llevan por sus propios vericuetos (des)informativos. Véase la noticia de El País sobre la reunión de la Confer para hablar de las cuestiones relativas a los abusos, y fíjense en la cantidad de hermanas que han sido convocadas, a tenor de la foto que ilustra el asunto, para debatir la cuestión. Ah, no, que esa foto es de otro evento. Qué más da. Tampoco importa. Biología, voluntad, ideología, libertad…

Posterior Anterior


Hay 1 comentario, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
Micaela
16 de Diciembre de 2018 a las 07:53

Qué bien trazado el post que publicas. Río revuelto. Todos perdemos. La complejidad de estos problemas necesita urgentemente de alguna voz que ilumine. No la encuentro. Tal vez puedas tú hacerlo, hermano Sixto.

Soy laica dominica, como mujer y como madre me resiento. Mi corazón se duele enormemente al escuchar o leer sobre los casos de pederastia dentro de la Iglesia. El maltrato y la confusión informativa nos vuelve a alcanzar a las mujeres. Este problema lo es de los varones, las mujeres seguimos fuera y la Iglesia, mutilada, se desangra. Aunque no hay Iglesia en aquellos lugares en los que se usa y abusa de los pequeños porque la Iglesia es un lugar de salvación. Las mujeres, laicas o religiosas, no están en esos lugares y si lo están, es como víctimas.

La luz de la Iglesia se mantiene en los hogares en los que las mujeres cuidan con ternura a los más pequeños, tengan pocos o muchos años, intentando que el cansancio de las dobles jornadas y la sombra de la irrelevancia no desanimen su entrega.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo