Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Logo dominicosdominicos

Blog Bitácora Véritas

Sixto Castro Rodríguez, OP

de Sixto Castro Rodríguez, OP
Sobre el autor

1
Mar
2017

El pantocrátor de los exoplanetas

4 comentarios
pantocrator

En uno de esos suplementos de cualquier día viene una entrevista a un científico que se dedica a “cazar planetas”, es decir, a encontrar planetas fuera de nuestro sistema solar. Cómo no, el entrevistador le lanza el capote de este modo: “resulta curioso que la religión, que busca dar sentido a las cosas, reciba mucho más soporte en nuestro país que la ciencia, que trata de lo útil para el día a día”. No sé si la ciencia trata de eso. Tampoco si la religión de aquello. Pero es un capote que muchos hubieran deseado tener delante para salir de los toriles. Este hombre responde con mucha sensatez: “La religión y la ciencia responden ambos a cuestiones fundamentales…” Y termina su entrevista: “si solo queremos subsistir, llegar a viejos y morirnos, pues mal vamos. Es en la ciencia, en el arte, en la religión y en la cultura donde está la gracia”. La respuesta no puede ser más clara. Hay muchas “estancias” para la gracia (en las que “está la gracia”) por mucho que nos empeñemos en encapsularla en una. Los nuevos planetas pueden medirse y pesarse. Puede soñarse con ir a ellos. Y puede verse en ellos la maravilla de lo divino, que nos soprende una y otra vez como verdadero pantocrátor.

Posterior Anterior


Hay 4 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
JMValderas
1 de Marzo de 2017 a las 19:07

El interés actual en el estudio de los exoplanetas y de posible vida en ellos, en algunos, recuerda la pasión que a mediados del siglo XVIII desató la posible existencia de otros mundos en la Tierra, otros mundos no paralelos, sino precedentes. En España tuvimos un franciscano eximio, autor de un célebre "Aparato para la Historia Natural Española. Tomo Primero. Contiene muchas dissertaciones physicas especialmente sobre el Diluvio. Resuelve el gran problema de la Transmigración de Cuerpos Matrinos, y la Petrificación en los más altos Montes de España. donde recientemente se han descubierto. Ilustrase con un índice de láminas, que explican la naturaleza de estos fósiles, y de otras muchas piedras figuradas halladas en los dominios españoles." Publicada en español en 1754, esta obra precursora de la paleontología fue traducida en parte al alemán en 1773. Uno de los aspectos más interesantes es el relativo a los gigantes. Resulta inspirador para entender cómo se figura la mente humana la existencia de otros seres en otros medios. Para el cristiano, el problema introduce además un elemento salvífico: del Pantocrátor al Pantosoter, si pudiésemos crear ese neologismo.

2
Rosario Álvarez González
3 de Marzo de 2017 a las 10:26

Muy buen comentario. Gracias.
Realmente todo y la fuerza del poder es de Jesucristo.

3
Micaela
7 de Marzo de 2017 a las 10:07

Gracias por el enlace a la entrevista, fray Sixto, también por lo que destacas en tu reflexión de ella. El universo está lleno de gracia que yo veo manifestada en su belleza. La belleza nos habla de gratuidad, de don, porque la belleza es un exceso, un misterio, además de ser el primero el primero de los atributos de Dios. El profesor y académico François Cheng ha escrito cosas preciosas sobre esto y yo he tenido la suerte de leerlas. Recomiendo las Cinco meditaciones sobre la belleza del profesor Cheng, publicadas por Siruela.

4
rafa
10 de Marzo de 2017 a las 17:47

"Si la verdad fuera solo una fórmula matemática, en cierto sentido se impondría por sí misma. Pero si la Verdad es amor, exige la fe, el sí de nuestro corazón" (Benedicto XVI, papa).

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo