Logo dominicosdominicos

Blog Bitácora Véritas

Sixto Castro Rodríguez, OP

de Sixto Castro Rodríguez, OP
Sobre el autor

4
Mar
2018

La fe en la tierra plana

4 comentarios
plana

Quizá es que uno siempre escribe de lo mismo, cuenta lo mismo y da vueltas en torno a lo mismo. Por eso se le aparecen las cosas. Ayer leía un libro muy interesante de Juan Arnau, filósofo y astrónomo (La fuga de Dios) que, en un momento determinado, deja caer esta perla: “Desconfíen de todos aquellos que apelan a lo racional, porque están tratando de imponer su propio vocabulario. Desconfiemos también de los que apelan a los ‘hechos’, porque están defendiendo su laboratorio particular” (p. 174).

En los últimos tiempos, leyendo suplementos culturales, me he encontrado con varios sabios que tienen por irracional todo lo que tenga que ver con lo religioso. No hay razón en ese discurso. La única manera de entender caritativamente esta falsedad (todo discurso es racional, todo logos es logos, nada más cierto que una tautología, que en el fondo no dice nada... ¿O sí?) es que cada quien trata de acaparar para sí el poder de determinar qué es la “razón razón”, la “razón pata negra” de la cual todas la demás formas no son más que derivados o pretendientes que no alcanzan a ser tal. Que uno no pueda probar una proposición por determinados medios no significa que esa proposición sea irracional. Que no pueda probarla en absoluto, tampoco. 

Los detractores de toda racionalidad que no sean la suya suelen citar, en presencia de lo religioso, aquello de “credo quia absurdum”. Unos cuantos pensadores, entre los que destaca Kierkegaard, han hecho una buena lectura de esto. No obstante, lo que funciona en el debate twitter de hoy es: “absurdum quia creditum”: es absurdo porque es creído… Como si hiciésemos otra cosa que poner nuestra fe en instituciones y teorías que nunca vamos a comprobar “racionalmente”, por falta de tiempo, de capacidad o de ganas. 

Termino: ayer leía que un tipo inglés regala 10.000 € a quien le demuestre que la Tierra no es plana. Lo ponían a parir en los comentarios del periódico… Pero por lo visto a nadie le importaban los 10.000 €, porque nadie le daba ni una sola prueba, solo argumentos ad hominem...Falta de tiempo, de capacidad o de ganas...

Posterior Anterior


Hay 4 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
A
5 de Marzo de 2018 a las 09:41

Si Copérnico o Galileo no hubiesen tenido FE en sus estudios, donde estaríamos aún ahora...
El tema de que es racional o no es muy subjetivo. Incluso en la ciencia actual, aparentemente tan perfecta, aparecen muchas veces lagunas y hechos aparentemente sin explicación que aún hoy día no son capaces de explicarse. Por eso, del mismo modo que en la religión es necesario el acto de la fe, también es necesaria esta misma fe en la ciencia. ¿O acaso la teoría del Big Bang es irrefutable? Ninguno de nosotros existía en aquel momento para comprobarlo y ni tan siquiera podemos rememorar o provocar ese fenómeno a una mínima escala. Al fin y al cabo se trata de una teoría creada por el hombre y como tal podría ser imperfecta. Pero eso no parece importar a la inmensa mayoría de personas para "creer" en ella e inconscientemente volcar su fe.
Por otro lado, en cuántas ocasiones se habrán tildado de absurdas, ridículas o triviales las teorías científicas expuestas entre colegas de profesión que décadas mas tarde se demuestra su veracidad y son la base de teorías científicas más complejas.
Son en estas ocasiones, cuándo el matemático, físico, astrónomo o científico de cualquier índole debe "creer" en su trabajo, prácticamente del mismo modo que un cristiano tiene fe en sus creencias.

Por tanto, definir la religión como algo irracional me parece de un rigor científico bastante escaso.

2
JMValderas
6 de Marzo de 2018 a las 11:15

Deberían darle el premio a Aristarco de Samos. Por otro lado, la fe en la que se basa la aceptación de la enseñanza consolidada --la fe del alumno que empieza a saber, el famoso "discendi oportet credere"-- no es la fe religiosa, la fe virtud teologal. Cierto es que en esta misma web "dominicos", donde a veces se han expresado ideas un tanto peculiares sobre las relaciones entre ciencia y fe, se ha confundido a menudo esa sumisión de la inteligencia a lo no evidente ni inferido en ambos planos, el de la ciencia y el del mensaje revelado. La fe de la ciencia tiene que ponerse siempre a prueba, contrastarla con el progreso de la disciplina en cuestión (matemática, física, química, biológica o geológica); en cambio, la fe de la teología busca ahondar en esa misma fe sabiendo que el enunciado (el artículo de fe) no puede cambiar.

3
JM Valderas
19 de Marzo de 2018 a las 19:16

Fray Sixto, he aquí una cita para un profesor de estética con penchant por la ciencia. La he recibido hoy mismo de Nature:

QUOTE OF THE DAY
“Perhaps what is truly unifying for artists and scientists is the realization that, of all the many possible worlds, asymmetry makes the actual one unique.”
A Nature editorial argues for the attractions of asymmetry.

4
José Antonio Vargas Vargas
22 de Marzo de 2018 a las 20:01

Los caminos hacia Dios son infinitos. Cada uno posée su propio logos revelación. Partiendo de esa premisa decir que mi logos de revelación se apoya en que partiendo que lo misterioso del misterio es inasible para mi la constante pregunta a Dios por hacer lo más inteligible ese misterio es fundamental. Y desde una construcción teológica y filosófica es mi revelación de Dios y mis conceptuación cristiana.

Atentamente,

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo