Logo dominicosdominicos

Blog Bitácora Véritas

Sixto Castro Rodríguez, OP

de Sixto Castro Rodríguez, OP
Sobre el autor

6
Jul
2012

La partícula de Dios

2 comentarios

A ver qué dice éste del bosón de Higgs, dirá el que venga a leer estas letras. Pues nada. ¿Qué puedo decir yo, que no lo digan mejor científicos (grandes y pequeños), periodistas y becarios, radioyentes, obispos…? Nada sé, sólo asisto fascinado a toda esta maravilla del descubrimiento de lo que hay. En realidad quería hablar de la partícula de Dios, aquella sobre la que Dios hace que salga el sol todos los días, sea bueno o malo y que, con la que está cayendo, no sabe muy bien cómo protegerse. Obviamente, me refiero a cada quien y a su vecino, seguramente a todo lo vivo y probablemente a todo lo creado. Esos términos (no tanto partículas, sino eones) eran muy caros a los neoplatónicos y a ciertos gnósticos. Sin entrar en especulaciones de tal calado y sin comprometerse con metafísicas de esa clase, está claro que hay una cierta partecilla (partícula, al fin y al cabo) en cada quien que refleja lo divino. Es parte del cristianismo ver en el rostro de otro el rostro de Dios. Supongo que, al igual que se ha vuelto más fácil acabar con multitudes, en la medida en que la distancia que supone apretar un botón apaga las luces de la benevolencia de cada quien, también se ha vuelto más indiferente sumir a un país, una ciudad, un continente o a una franja de edad en la miseria. Basta con no tener que ver su rostro. Es así de fácil. Cuando el otro se vuelve un concepto, bueno, en fin, tampoco interfiere demasiado. ¿No fue Job quien le dijo a Dios “hasta ahora te conocía de oídas, pero ahora he visto tu rostro”? Cuánto cambio, ¿verdad? El concepto de Dios…, el concepto del otro… Si lo transformamos en el rostro de Dios y el rostro del otro asistimos a una revolución, la de la partícula de Dios.

Posterior Anterior


Hay 2 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
fagop
7 de Julio de 2012 a las 12:10

¿ No es verdad que también en el rostro de la mujer se refleja el Dios-Madre de todas lo creado...? ¿Por qué entonces se niega y reprime dentro y fuera de la Iglesia el paradigma del "ser-mujer"? Es la base de la alteridad y sin ella la partícula de Dios no se hace efectiva...

2
JM Valderas
9 de Julio de 2012 a las 19:20

Sixto Caro, Frank Wilczek, premio Nobel, en homenaje a otro Nobel, Charles Townes, esceribía hace poco. "But within minimal or reasonably economical sypersymmetric extensions of the standard electroweak model the Higgs mass is generally predicted to be near --or below! -- existing experimental limits. This renders the models subject to quick falsification at the LHC or, more optimistically, to fruitful vindication". Pues en hora buena por la victoria del escenario optimista.

A veces los científicos utilizan metáforas con unos propósitos que trascienden la mera analogía. Este es un caso. Otro pertenece al terreno de la neurociencia devenida en neuroteología con el caso de la "God spot". En ambos casos lo que se pretende es negar toda referencia a Dios, ya en el origen del mundo ya en el origen de la conciencia humana.

¿Qué debe hacer el teólogo? Desde luego no la salida espontánea del obispo Camino: "la teología no se resentirá de esos avances". Ni la más meditada colaboración en el mundo, en que se pierde por losc erros de Ubeda hablando del amor de Dios. No me imagino yo a Tomás de Aquino escurriendo el bulto de esa manera, a mi modo de ver, vergonzante. Te ahorro toda referencia a las pòsibles respuestas de las facultades de teología. (Mi experiencia personal, frustrada, no vale y ahorro también a tus lectores cualquier sesgo inevitable por mi parte.)

¿Cuál sería, pues, la labor de Tomás? Primero, enterarse. Después, preguntarse: ¿tiene algo que ver el bosón de Higgs con Dios y su creación, toda vez que su necesidad empieza al poco del big bang?. ¿Creó Dios la materia (o energía) o la crea el bosón de Higgs?

A veces, muchísimas veces, los planteamientos y las respuestas --obviamente no los términos ni los conceptos--. Si hojeas el monográfico "Materia" publicao por la excelente colección del Lessico Intellettuale Europeo resulta estimulante los esfuerzos de Aristóteles por colocar la hyle en el centro de todo lo existente. Incluido lo intelectual, si caer en materialismo. Todo un reto. ¿Algo que ver la hyle con la masa de las partículas?

Feloiz verano

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo