Logo dominicosdominicos

Blog Bitácora Véritas

Sixto Castro Rodríguez, OP

de Sixto Castro Rodríguez, OP
Sobre el autor

17
Feb
2016

Las implicaturas de Wojtyla

1 comentarios

He seguido un poco el asunto de las cartas que el Papa Juan Pablo II y una amiga filósofa se escribieron durante años, del que se hacen eco unos cuantos periódicos. Y digo un poco porque ha sido eso: un poco, ya que la cosa da de sí lo que da de sí. Dentro de algunos años podrán utilizarse estos reportajes en las universidades para estudiar y ejemplificar aquello que los filósofos llaman “implicaturas conversacionales”, es decir, lo que se dice sin decirlo expresamente.

No veo el interés periodístico, para el gran público, que puede tener que Wojtyla se escribiese cartas con nadie.. Mmmm, el Papa escribía cartas, ajá. Interesante. Si acaso para un biógrafo tales cartas pueden ser material de estudio, pero eso no da para que todos los rotativos del mundo mundial le dediquen espacios, salvo por las implicaturas conversacionales. Ah, mira tú a ver... Siempre hay algún redactor que faltó aquel día a clase, se carga la implicatura y lo pone en román paladino, no vaya a ser que haya alguien venido del espacio exterior y que no se haya enterado de lo que se está realmente hablando. Y así se dice lo que no se dice, o no se dice lo que se dice, y tenemos panem et circensespara un par de semanas. Si no saben de que estoy hablando, tampoco pasa nada. No me habrá funcionado la implicatura.

Posterior Anterior


Hay 1 comentario, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
JM Valderas
18 de Febrero de 2016 a las 21:16

Sixto Caro, la implicación conversacional era fenomonológica. Sobre ética fenomenológica. La polaca era una experta en esa corriente y le pareció extraordinaria el libro de Woytila. De ahía surgió la amistad, que le llevó al cardenal de Cracovia a visitar en Harvard al matrimonio.

Lo que sí resulta preocupante es la verborrea de Francisco. (Si la expresión te parece dura, suprímela. Algún convecino tuyo me ha censurado un texto crítico con el Vaticano a raíz del "encuentro en la Habana" y mira por donde un arzobispo ucraniano ha venido a repetir exactamente lo que tu cofrade me yuguló.) Volvamos a Francisco. Dice, micrófono en mano que eso ya se sabía. Incluso que se había publicado. Paupérrima defensa, que se convierte en un ataque no deseado a buen seguro, pero que resulta serlo.

La verborrea del Papa le lleva a hablar de las monjas (dominicas) del Congo. Cuando, dice, Pablo VI les permitió tomar la píldona anticonceptiva si eran violentadas. Cabe suponer que el papa quería decir "por si eran violentadas", como medida preventiva, no como medida abortiva Se mete luego en berenjenales que si evitar el embarazo no es mal absoluto, como si hubiera males absolutos y males relativos...

En fin, Sixto, si el texto te compromete, no le des cabida. Seguiremos tan amigos. A tu compañero de hábito tampoco se lo he tenido en cuenta. Me ha bastado con la victoria pírrica que han supuesto las palabras corroboradoras del arzobispo bizantino.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo