Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Logo dominicosdominicos

Blog Bitácora Véritas

Sixto Castro Rodríguez, OP

de Sixto Castro Rodríguez, OP
Sobre el autor

17
Dic
2008

SI Dios quiere

1 comentarios

No conozco a muchos musulmanes, sólo a algunos. Y dicho esto (porque parece que si uno no tiene muchos amigos de una tendencia sexual, una confesión religiosa o una opción política no puede referirse a ninguno de ellos, olvidando aquello del tercer grado de abstracción del que hablaban los escolásticos, y que parece que poca gente alcanza), alguna vez saludo a uno y le digo “hasta mañana”, y el me contesta: “si Dios quiere”. Y en ese momento tengo la certeza absoluta de que el que “quiere” o "no quiere" es exactamente el mismo para él, que lo dice, y para mí, que lo escucho. El mismo, la misma realidad, el ens realissimum de Tomás de Aquino (con permiso de Heidegger y sus adláteres por aquello de convertir al ser en un ente, pero sabemos de lo que hablamos). Después podemos ponernos a discutir nuestras creencias, y departir sobre si es trino o es absolutamente incomunicable, si se encarnó o se reveló a profetas. De acuerdo, hagámoslo. Pero ¡hemos avanzado tanto! No se trata de un ecumenismo de salón y de buen rollito. Al contrario. Las diferencias son muchas, pero es que cuando hablamos del “suelo del ser”, del fundamento de la realidad, que al final no es una cosa rancia, sino alguien que “quiere” (recordemos la frase), hablamos de lo mismo. El Aquinate insistía en que las palabras tienden, son intencionales, van hacia una res, hacia la cosa por la que están. Y en este mundo contemporáneo en que todo son palabras contra palabras, sin que haya nada detrás de la mismas (un puro juego de significantes que nos llevan a otros y a otros y a otros…), como lo era el de los sofistas, consuela saber que cuando decimos “si Dios quiere”, decimos lo mismo, yo y el musulmán: un ser personal. Da que pensar. Y que hacer.

Posterior Anterior


Hay 1 comentario, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
jlpalacios
18 de Diciembre de 2008 a las 11:13

Estupenda reflexión! Yo tengo una compañera de trabajo que es musulmana y este año estoy aprendiendo muchas cosas de esas "diferencias" que nos hacen tan iguales. Hasta el próximo post si Dios quiere.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo