Logo dominicosdominicos

Blog Bitácora Véritas

Sixto Castro Rodríguez, OP

de Sixto Castro Rodríguez, OP
Sobre el autor

17
Oct
2011

Ya no hay judío ni griego, ni in ni ex...

2 comentarios
De todos será conocida, seguramente, la celebración del magno evento de ese primer congreso de encuentro de dominicos in-ex. Seguro que hay mil cosas que contar y que cada quien se habrá ido con su impresión particular. A mí, lo que más me ha llamado la atención (y ha habido cosas magníficas, como la obra de teatro que inauguró, por no hablar de la bonhomía y el buen hacer de Gonzalo Blanco y Manolo Santos) es la fraternidad, cordialidad y cariño por la Orden, en su pasado glorioso o mísero y en su presente, a veces renqueante, de los allí convocados. Allá, como en San Pablo, los calificativos de in o ex se veían claramente reducidos a una cuestión canónica y nada semántica, porque el peso del significado (la cosa, que diría el Aquinate) estaba puesto en dominicos. No voy a decir, como el capitán Renault, en Casablanca, que este es el comienzo de una gran amistad, porque eso ya era antes pero sí es el comienzo de algo. Y sólo puedo estar expectante.
Posterior Anterior


Hay 2 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
javier langarita
17 de Octubre de 2011 a las 13:55

Me alegro mucho de ese ambiente que describes profesor. Para mi la Orden es un antídoto contra la mediocridad de mundo y de la iglesia. En el mundo y en la iglesia.
Un abrazo y mucho animo ( que lo vamos a necesitar).

2
JM Valderas
17 de Octubre de 2011 a las 14:05

Querido Sixto, cuánto me hubiera gustado estar. Bien lo sabes. Seguí por televisión el desarrollo de la reunión. Mi compañero de curso Santos, estuvo detrás de todo, como siempre, para garantizar el éxito. Siempre nítido, como los apuntes que me dejaba cuanto no podía asistir a clase. A mí me interesó, sobre todo, la conferencia de Rañada. Tal vez demasiado para un solo ponente. ¿Por qué no haber dejado la parte biológica, una de las de mayor enjundia hoy, a otro in o ex? Permíteme,a este respecto, una leve crítica. Me parece que fue Moisés, a quien no conozco, quien planteó una cuestión capital que quedó en el aire: ¿en qué medida puede la religión, o la fe, o la teología, servirse o apoyarse en la ciencia? Ese es un tema la mar de apasionante, sobre el que existe abundante bibliografía, que el ponente no tenía por qué conocer. Por eso la cuestión quedó en el aire. Y esa idea valía, me parece, por todo el simposio. Una salida torera la de los folios y el concepto de arte Heidegger. Aunque Ortega tendría muchos más sobre el concepto heideggeriano de técnica... Mi felicitación más sincera.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo