Logo dominicosdominicos

Blog Bitácora Véritas

Sixto Castro Rodríguez, OP

de Sixto Castro Rodríguez, OP
Sobre el autor


Filtrando por: 2010 quitar filtro

22
Sep
2010
Receptio
1 comentarios

Ahora sí que sí se acabó el capítulo. Vuelta a casa, gracias a Dios, que como en casa en ningún sitio (cosa que se suele decir cuando se aparece poco por ella). Creo que el ambiente ha sido excelente. Espero que los resultados también lo sean, pero eso depende tanto de los capitulares como de los receptores de las actas. La recepción de los documentos es tan importante como su génesis. De hecho, cuando nos llega a casa algún papel de vital importancia, o de burocrática importancia, nos hacen firmar el recibo. Cuentan los que saben que los decretos de Trento se recibían en fechas distintas en distintas parroquias, lo que hacía que los fieles ingeniasen todo tipo de triquiñuelas para cambiar de parroquia según para qué cosa de cara a casarse, no casarse, abarraganarse (palabra tan bella que vamos perdiendo), y sabe Dios qué cosas más. Ahora estamos en esa fase. Pocas argucias caben, salvo la de no abrir las actas, para decir que uno no se ha enterado. No hacen falta correos ni voceadores. Ahí están, a disposición de quien quiera leerlas. Yo voy a ver si me entero de qué he traducido, para, de este modo, poder decírmelo más despacio (Antonio Machado, Juan de Mairena: “Ayudadme a comprender lo que os digo, y os lo explicaré más despacio”)

Ir al artículo

19
Sep
2010
¿Cetáceo?
1 comentarios

Ha amanecido una mañana muy nubosa en Roma, pero eso da igual. Por fin un día libre. Se nota que los capitulares lo necesitan y, además, es domingo y hay que santificar las fiestas, aunque a uno el evangelio de hoy le deje dando vueltas a la infinidad de sentidos de la parábola del administrador infiel. El capítulo se va acercando a su fin. Los temas principales del mismo quedan en las actas y los lectores de las crónicas oficiales y de las extraoficiales de Gelabert sabrán por dónde han ido los tiros. Para los que no teníamos voto en las asambleas, pero se oía nuestra voz por los pasillos (traductores, secretarios, etc.) los temas son también otros, muchos resumidos en frases que nadie que no haya asistido a la génesis de las mismas va a comprender, por mucho que se explique la situación. Sin su momento carecen de fuerza. ¿Qué más da que yo les diga “tormenta”, “cetáceo”, “por favor”, “hombre” o cosas por el estilo? Explicar a qué situación se refiere cada término sólo expondría el contexto, pero es difícil que nadie pueda vivir lo que no ha vivido (valga el extraño juego de palabras). Y esas cosas forman parte también del capítulo, en el que, por h o por b, siempre nos lo pasamos bien. Y alguien dirá: al capítulo no se va a eso, sino que el sufrimiento es una prueba del trabajo. Seguramente en otros modos de concebir la realidad, pero no en el dominicano, donde, se haga lo que se haga, de modo esencial, debería hacerse con alegría, optimismo, risa y gozo. Alguno de los reverendos que visitaron el capítulo insistieron en este aspecto optimista de lo dominicano. El actual Maestro de la Orden comentó que fue una de las cosas que le atrajeron de la misma. Hay muchas experiencias cristianas que se caracterizan, seguramente de modo legítimo, por la amargura y el pesimismo. Desde luego la dominicana no. Y eso se ve también en los capítulos, incluso extra Romam.

Ir al artículo

14
Sep
2010
Extra Romam
2 comentarios

Bien temprano salimos los traductores todos los días al Salesianum. Antes de llegar aquí vemos el cartel que indica que abandonamos Roma y entramos en una especie de tierra de nadie, que seguro que es de alguien, pero ya no es romana. Por eso, a este capítulo no habría que llamarle capítulo de Roma, sino capítulo extra Romam.Para remediar de algún modo este exilio, el domingo nos paseamos unos cuantos por Roma, viendo los lugares que hay que ver y algunos otros. Cuando estábamos en el Vaticano, tan colorido en hábitos y en cuyo entorno venden el calendario de seminaristas para 2011 (como el de los bomberos, sólo que con cuello romano), sentimos una comitiva de ruidos, sirenas y masas entrando por la via della Conciliazione. Me recordó el despliegue del presidente de la República Dominicana, que lleva siempre una ambulancia consigo, además de los cientos de coches que le rodean. Nuestra suposición es que el Papa volvía de Castelgandolfo (acabábamos de verle en una pantalla instalada en San Pedro). Desde el atrio de San Pedro, donde estábamos, la Conciliazione parecía realmente un mar de coches. Y uno pensaba para sí en todo este despliegue, seguramente necesario, pero de todo punto sorprendente. Pero bueno, cada quien que piense según su criterio. De lo que no cabe duda es que tanto el Vaticano como Roma en su conjunto son totalmente fascinantes. Seguro que la intrahistoria lo es también. Como nosotros estamos extra Romamaquí hay pocos secretos que contar. La gente trabaja mucho y en los momentos de relax hay un ambiente excelente. Pocos “códigos Da Vinci” se cuecen aquí.

Ir al artículo

9
Sep
2010
Sin novedad en el frente
0 comentarios

El capítulo sigue avanzando poco a poco. Los que podemos escapar cada noche del lugar de celebración del mismo, el Salesianum, llamamos a esta sede el “campo de concentración”: está lejos de cualquier lugar, rodeado de un muro y nadie parece enterarse de lo que pasa en su interior. La verdad es que el ritmo de trabajo se va notando entre los miembros de las comisiones, y aún les quedan poco menos de dos semanas, que van a ir incrementando la intensidad de la producción, ya que sobre los textos que se van generando habrá que discutir, corregir, dialogar, pactar…, lo que se hace con los textos, vaya. El ambiente es muy grato, aunque se echa de menos el salir de vez en cuando a respirar el aire contaminado de la ciudad. La pureza ambiental de este entorno tiene su coste y, desde luego, pocos lo cambiarían por una de nuestras casas dominicanas. Y poco más hay que contar de la intrahistoria. El Maestro va haciendo sus contactos poco a poco para conformar la curia, tarea que tiene una cierta urgencia, ya que varios asistentes terminan por oficio, otros quieren terminar por diversas razones y algunos están pendientes de elección. Por lo demás, sin novedad en el frente.

Ir al artículo

6
Sep
2010
Causa finita
1 comentarios

Poco más sé de la elección del Maestro, y si lo supiese, lo habría obtenido por medios ilícitos (ya que lo que sucede en el aula capitular es secreto, y yo no estaba allí), con lo que no podría decirlo. Vamos, en caso de que supiese, me pasaría lo que a Gorgias, para el que nada existe; si existiese no podría conocerlo; y si lo conociese no podría decirlo… Así que pocos detalles puedo revelar. Había varios candidatos, eso es público y era notorio. Y al final salió el más deseado, seguramente el que la Providencia quiso poner en el camino en este momento. ¿Mis candidatos? Varios. Éste era uno de ellos. También Javier, nuestro provincial y Allan White, asistente actual del MO. También me gustaba algún otro que sonó menos. Pero, por suerte, nadie me preguntó en forma de votación, así que me quedo con mis gustos y con ellos me voy a otra parte.
La recepción de la elección por parte de los frailes ha sido muy positiva. A las discusiones previas a la elección, parece ser que por todas partes, ha seguido la paz conventual (aunque este Salesianum donde nos alojan es lo menos parecido a un convento que pueda haber, pero es lo que hay) y la alegría de todos (supongo) por la elección. Seguro que Bruno se hará querer por la familia. Por cierto, la vista de tantos frailes cantando las vísperas en Santa Sabina seguro que fue sobrecogedora (por el número, no por las malas voces). Sí, yo estaba, pero dentro, de modo que no tenía visión de conjunto. Y el prandium que siguió en los jardines de Sta. Sabina es de esos momentos que uno pide que se detengan. Pero no, el capítulo sigue y las comisiones, por lo que se ve, habrán de arrojar legislación en cantidad.
 

Ir al artículo

4
Sep
2010
Roma locuta
3 comentarios

No tengo ni idea de quién va a ser el próximo Maestro de la Orden. Y cuando digo ni idea digo que sé lo que sabe cualquiera que esté siguiendo los “eventos consuetudinarios” del capítulo. Por suerte para mí, no había sitio en la posada del Salesianum, así que me han alojado en Santa Sabina, el sitio que tiene, si no la mejor, una de las mejores vistas sobre Roma. Eso me permite moverme por la ciudad cuando no hay trabajo en el capítulo y dado que me ha tocado traducir textos y no traducir voces, los primeros días el trabajo es escaso y el tiempo libre una gracia. Obviamente he zascandileado a ratos por Roma, viendo iglesias hasta que ya no quiero ver ni una más, sobre todo porque el barroco atrapa, pero al rato expulsa, cansa, especialmente a los que somos más góticos o, si me apuran, del Renacimiento. Tanta estatua de Papa-emperador, de augusta pose, al final le deja a uno con ganas de entrar, aunque sea un poco, en una de las iglesias de “rezar” y salir de las de “ver”.
Santa Sabina tiene tanto que ver, tanto que, curiosamente, no abruma. Se puede estar, andar, sentarse y no expulsa, no se siente pesada, no recarga los sentidos. Lo mismo se puede decir de la Minerva. Esta mañana me han llevado al convento de San Sixto de Roma, a recoger algo, y he podido ver algunas de las reliquias que las monjas guardan allá, sobre todo el icono de la Virgen, acheiropoietós, que decían los griegos, es decir, pintado por los ángeles, y la mesa en la que se obró el milagro de los panes servidos por ángeles. Lo dicho, la Roma dominicana es una maravilla, tanto que seguro que al Maestro que se elija mañana no le pesarán los 9 años de “destierro” que le esperan en ella. Que Dios nos provea bien.

 

Ir al artículo

3
Sep
2010
Tangenciales
2 comentarios

Como bien saben, estamos comenzando el capítulo general de la Orden, un capítulo electivo de los que se dan cada 9 años para elegir al nuevo Maestro de la Orden. Sucede en los capítulos algo semejante a lo que se da en los congresos. Muchas de las cosas más interesantes pasan en los entretiempos, en los encuentros informales, en las conversaciones fuera de cámara. Yo ando por aquí, en Roma, no como delegado, sino de intendencia. Mas el no tener voz ni voto es, en esta ocasión, una ventaja, ya que aquellos dos, voz y voto, son una responsabilidad y uno, que es un poco irresponsable casi por definición, se siente más a gusto en su puesto de observador neutral. Por eso, y dado que mis compañeros blogueros Praena y Gelabert son definidores (por lo que tendrán bastantes más cosas enjundiosas que contar), voy a hacer algo parecido a lo que varias cadenas de televisión americanas hicieron cuando una de la competencia emitía el capítulo final de la serie “Friends”: pusieron un texto que decía “vean la NBC”. Pues eso, lean a los que saben. Yo seguiré contando alguna otra cosa completamente tangencial der las que acontecen por los pasillos.

Ir al artículo

28
Ago
2010
El Seybo
1 comentarios

Me acaba de llegar este vídeo sobre las actividades de los frailes en El Seybo (República Dominicana). Merece la pena verlo, entre otras cosas, porque merecen la pena todas y cada una de las diligencias que allá se llevan a cabo. La República tiene alguno de los paisajes (y paisanajes) más bellos que uno pueda ver y, al mismo tiempo, algunas de las condiciones sociales y económicas más terribles. Cierto que, en comparación con, por ejemplo, Haití, seguramente el territorio dominicano parece Manhattan, pero eso no es mucho decir. El terremoto de no hace mucho nos hizo caer en la cuenta de que la parte occidental de la isla está dejada de la mano de los hombres. Aun así, en Dominicana hay grandes extensiones de necesidad acuciante (coexistentes con, como el vídeo muestra, parcelas de lujo asiático) y, entre ellas, algunas zonas de El Seybo. Me consta que los frailes y las hermanas que allá trabajan, junto con la legión de laicos dominicos que pululan por allá, han marcado una enorme diferencia, para bien, en las raíces de ese pueblo, ya desde hace mucho. Seguro que, a quien pase por allá, le darán la bienvenida.

Ir al artículo

27
Ago
2010
Evolución veraniega
1 comentarios

Estamos a punto de comenzar el capítulo general electivo. Saldrán nuevas cosas del mismo, sin duda, y seguro que serán para bien. Pero mientras, uno sobrelleva la canícula veraniega con cosas varias, entre ellas prestar atención a la prensa (aunque tengo que reconocer que me cansan bastante los ecos de sociedad de todos los tipos, en los que siempre se habla de la misma gente, hasta el punto de que ciertas noticias sólo se convierten en tal a rebufo de las nuevas de los de siempre, pero en fin). Así, me ha llegado a la vista este articulillo del Wall Street Journalsobre la relación entre el catolicismo y la teoría de la evolución, señal de que la cuestión, lejos de estar cerrada, sigue suscitando reflexiones. A pesar de que el autor considera que el Espíritu Santo es la segunda persona de la Trinidad (un error de culturilla religiosa, a los que, seguramente, nos acabaremos por acostumbrar), el artículo sobrevuela una cuestión que sería bastante larga de detallar, en la medida en que hay posturas contemporáneas que articulan el dogma con aportaciones bien conocidas de la Tradición y que se leen bien a la luz los modos contemporáneos de pensar. Es una más de las cuestiones que hay que seguir pensando. El quod credamno se da en cápsulas sólidas, sino más bien en porciones que hay que reflexionar día sí y día también. Que sea leve el calorcillo.

Ir al artículo

20
Ago
2010
21 novicios
3 comentarios

No, no, no se han acabado las vacaciones, menos mal, aunque, según se mire, tampoco cambia tanto la vida frailuna en esta época del año. Lo que me lleva a retomar el blog es compartir brevemente la noticia de la entrada en el noviciado de la provincia del este de los EE.UUde 21 novicios, lo cual es un número considerable. La tendencia no es extrapolable ni a las demás provincias americanas ni a las demás de la Orden, pero da que pensar sobre el carácter cíclico de este tipo de cosas. La historia muestra cómo los altibajos han sido grandes y, en muchas épocas, la entrada se mantuvo a cero en muchas provincias durante mucho tiempo, mientras que en otras, glosadas luego por los florilegios varios, no había espacio para acoger a tantos postulantes. Los sociólogos harán sus análisis. Los demás, simplemente, podemos felicitar a los novicios que acaban de recibir el hábito. En España, si no me equivoco, serán 2. Quizá sean bastantes… por el momento.

Ir al artículo

Posteriores Anteriores


Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo