Logo dominicosdominicos

Blog Bitácora Véritas

Sixto Castro Rodríguez, OP

de Sixto Castro Rodríguez, OP
Sobre el autor

28
Nov
2008

Nemine discrepante

2 comentarios

Poco a poco, por lo bajinis, se va imponiendo eso que llaman el pensamiento único (que ni los que lo proponen saben muy bien lo que es, salvo cuando acusan a sus contradictores de propugnarlo). Hay ciertos canales de televisión y ciertos periódicos que no toleran la discrepancia en lo más mínimo, y, lo que es más grave, no admiten como éticamente consistente la duda. “Si no opinas de este modo, sin matices ni escalas –parecen decir– eres anatema”. Anda, anatema. Si eso suena al concilio de Trento. Bueno, ahora se dice “intolerante”, “antipatriota” o, lo que es ¿peor?, “fascista”. ¿Quién es fascista? De su discurso, plagado de argumentos cornutos (que cualquiera que haya estudiado un poquitín de lógica o de retórica se da cuenta de que no valen como modo de argumentar) se desprende que todos los que no defiendan sin paliativos las cosas más peregrinas, es decir, la bolsa de golosinas con la que nos agasajan. Si la quieres, la tomas y disfrutas de su dulzor. Si no, hala, ya sabes lo que te espera. Y, sin embargo, por no sé qué ensalmo milagrero, la gente que piensa como ellos dicen que hay que pensar se autosupone libre, libérrima. Está bien hecho, ¿no? El ideal de esta tontuna colectiva y superficial que invade a ciertos comunicadores graciosillos (el humor inteligente suele escarbar más abajo de la costra de las apariencias) es aquello de nemine discrepante, o sea, el que se mueva no saldrá en la foto. Pero es triste que nos entreguemos, como si no hubiese remedio a esta forma de tiranía de la unicidad banal. ¡Con todo lo que se puede pensar, decir, hacer o cantar! Y de modos tan distintos y diversos. En este batiburrillo, se supone que si uno se dice cristiano ya está mediatizado en sus principios y en sus conclusiones, y, falazmente se concluye –cayendo en la falacia que los clásicos llamaban ad ignorantiam–que lo contrario, es decir, el que se dice no cristiano no está mediado y es el sujeto de la verdad. Ay, ay, ay… cuánta falacia… Y lo peor es que pàsa desapercibida.

Posterior Anterior


Hay 2 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
Anónimo
28 de Noviembre de 2008 a las 20:09

Nada de extraño tiene eso del "pensamiento único". En una sociedad formada por individuos que no quieren conocerse a sí mismos (que no buscan ese "télos anthrópinon", ese "fin propio del hombre", como dice Aristóteles), que es, por supuesto, la más frecuente de las sociedades, no puede más que regirse por esos esquemas superficiales, por esas etiquetas, que desde luego no son más que Nombres cuyo referente está predeterminado por tópicos sin fundamento sólido. Siempre ha sido así y continuará siéndolo, a menos que cada uno de nosotros ejercitando esa "praxis", esa acción inherente a la persona, se tome en serio la Vida y no se conforme con adquirir cuatro cosas, esas que además hoy día nos llegan por los medios de comunicación (televisión, sobre todo), manejados de forma tan irresponsable e inconsciente, y que ponen incluso en nuestra boca las palabras con las que debemos hablar. Como, en cualquier caso, queremos sentir que opinamos y que tenemos claro lo que queremos (y lo que quieren y son los demás, que es lo peor) nos conformamos con "barnizarnos de seres libres", acogiéndonos, por ejemplo, a la etiqueta de "no cristiano" o, mejor aún , "de ateo", o "de izquierdas" (que debe de ser lo mismo) y abandonamos todo nuestro potencial sin explotar porque no queremos DE VERDAD aprender a ser libres, tarea dignísima e interesante a la que bien puede dedicarse toda una vida, pero muy costosa frente a los baratos y cómodos "precocinados culturales". ¿Para eso "tenemos lógos"? ¡Ánimo

2
marcelino
28 de Noviembre de 2008 a las 21:15

asi es, es lo que nos toca vivir,¿pero no ha sido siempre asi?, en mi mundo y en mi vida si. Estoy acostumbrada. Me parece lo normal sigo a un Maestro que por ser como era y vivir la verdad lo mataron. Malo si me aplauden y estan de acuerdo conmigo, algo va mal. Pero si se extrañan de lo que hago y eso me gusta. me lo preguntan y entonces la mayoria me respeta. Tal vez ha llegado el momento de vivir y callar, Jesus asi lo hizo durante su Pasion. Gracias P Sixto

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo